Renovación de votos

IMG-20160214-WA0017La renovación de votos entre nuestros juniores es un acontecimiento donde irrumpe con fuerza la bondad y la fidelidad de un Dios que se compromete a terminar la Obra que ha comenzado con una vocación.

Ya lo decía San Pablo con mucho tino y sabiduría: “Llevamos este tesoro en vasos de barro para que se manifieste que lo sublime de este amor viene de Dios y que no viene de nosotros”.

Felicitamos a nuestros juniores de Caracas: Alain, Fredy, Junior y José Miguel por la renovación de votos y oramos para que siempre sepan cuidar y mantener el don de la vocación que han recibido al servicio del evangelio.

Consagrados a la educación escolapia

7.jpgConsagrar la vida a Dios implica el intento de centrar la existencia completa en Quien nos ha convocado (vida en común), en Quien ha ganado plenamente nuestro corazón (castidad), en Quien consideramos nuestro único Señor (obediencia) y en Quien sabemos que se nos dará todo lo necesario (pobreza).
Consagrarnos a Dios, en la educación escolapia, es apostar la vida entera por servirle en esta tarea de acompañar y educar a tantos niños y jóvenes, especialmente pobres, donde le descubrimos presente.
Consagrar la vida a Dios es descubrirnos educadores junto al único Maestro. Es descubrirnos religiosos intentando vivir a fondo algunos rasgos fundamentales de Jesús: la pobreza de quien se sabe liberado y en manos de la Providencia, la castidad como signo y compromiso por la plenitud del Reino, la obediencia sin condiciones a la voluntad de Dios, la vida en comunidad como estrategia y anticipo del Reino…
Consagrar a Dios la vida es caminar hoy con Calasanz por sus sendas, y descubrir al Señor en cada niño, en cada niña, en cada joven, en cada pobre.

Extraído de: Pasión por la misión // J. Aguirregabiria, Sch P

Feliz Día de la Vida Consagrada

encuentro-de-vida-religiosa-0.jpg«La vida consagrada es un don para la Iglesia, nace en la Iglesia, crece en la Iglesia, está totalmente orientada a la Iglesia». De aquí que, como don a la Iglesia, no es una realidad aislada o marginal, sino que pertenece íntimamente a ella, está en el corazón de la Iglesia como elemento decisivo de su misión… (Extraído de CARTA APOSTÓLICA DEL SANTO PADRE FRANCISCO)

¡FELIZ DÍA DE LA VIDA CONSAGRADA A TODOS LOS RELIGIOSOS Y LAS RELIGIOSAS!