La Familia Calasancia decimos: ¡Gloria a Dios en el cielo!, en el día de la canonización del P. Faustino Míguez

FaustinoM.jpg¡GLORIA!
Este es el canto que brota del corazón de todos cuantos formamos parte de la Familia Calasancia, en el día de la canonización del P. Faustino Míguez, escolapio y fundador.
Su vida, sencilla y entregada; su fidelidad vocacional; su audacia en la misión; su confianza profunda en el amor de Dios; en definitiva, su santidad, son motivo para todos nosotros, y desde hoy para toda la Iglesia, de una profunda y sincera acción de gracias a Dios.
San Faustino vivió, como escolapio, para dar gloria a Dios entregando toda su vida a la misión de ser educador, padre y testigo de Cristo entre los niños, las niñas y los jóvenes. Supo responder a las inspiraciones del Espíritu poniendo lo mejor de sí mismo para que surgiera en la Iglesia una nueva rama de la Familia Calasancia. Y supo vivir y morir como escolapio.
La Orden de las Escuelas Pías, el Instituto Calasancio de las Hijas de la Divina Pastora, toda la Familia Calasancia, las Fraternidades Escolapias, todas las personas que viven su fe en el seno de nuestra Familia y cuantos colaboran en nuestra Misión, y sobre todo los niños y jóvenes a los que nos dedicamos, nos unimos a Su Santidad el Papa Francisco en esta bendita mañana del domingo 15 de octubre de 2017, Año Jubilar Calasancio y decimos, con San Faustino Míguez, fiel hijo de Calasanz, GLORIA A DIOS EN EL CIELO Y PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES QUE DIOS AMA.
Muchas felicidades a todos.

La Congregación General de las Escuelas Pías

Anuncios

“Se valiente, la misión te espera”

Con motivo de la ordenación sacerdotal de nuestro hermano Freddy Araujo, le pedimos que nos redactara su testimonio vocacional que compartimos con todos.

Con profunda alegría por mi pronta ordenación como sacerdote de las Escuelas Pías, aspiro asumir el lema de DOMUND 2017 desde mi experiencia vocacional “¡Sé Valiente la misión te espera!..”

ordenación fredy (2)

Mi nombre es Freddy de Jesús Araujo A del Buen Pastor. Soy Religioso de la Orden de las Escuelas Pías, popularmente Escolapios. Nací en  los Andes Venezolanos en una pequeña comarca llamada el Corozo de la Parroquia San Roque de la Quebrada del Estado Trujillo donde se respira un ambiente de mucha religiosidad y tradiciones culturales  marcadas por la experiencia de la fe vivida en el hogar.

Mucha gente dice que los andinos somos gente buena, religiosa, trabajadora y con grandes convicciones. Puedo decir con elloque, desde muy niño inicié mis primeros pasos de la fe en un contexto religioso muy favorable, pertenecía al grupo de apostolado de la legión de María donde nos enseñaban a rezar, nos asignaban varios trabajos como visitar enfermos, ancianos, niños , rezar el rosario en familia, llevarle flores a la Virgen y visitar al Santísimo. A mi corta edad de siete años entendía todo esto como una pequeña misión.

ordenación fredy (10)Mis padrinos Ignacia y Francisco me fueron inculcando  el deseo de salir y visitar los hogares anunciando la Buena Noticia del Señor desde la ayuda a los más necesitados. Me decían cada obra de caridad son llaves que abren las puertas del cielo.

Quería tener muchas llaves para entrar allí y ser Santo como San Roque y San Benito. Puedo afirmar que esta primera etapa de mi vida fue un proceso de siembra vocacional. A los 12 años sentí un primer llamado de Dios cuando vi las películas de Monseñor Romero y el Venerable Doctor José Gregorio Hernández. Ejemplos de vida entregada al servicio de los más pobres. Poco a poco esta inquietud se fue apagando y me costaba creer que Dios se atreviera a llamarme a mí al sacerdocio. Decidí alejarme un poco de lo que sentía hasta llegar al punto de no querer participar en la misa;  recuerdo que mi mamá los domingos en la mañana casi me obligaba a levantarme para acompañarla a la misa de siete. Me levantaba con pereza y la acompañaba.

ordenación fredy (70)

A los trece años me enamoré de María Isabel, la cual me fue motivando a participar nuevamente de la legión de María y como catequista de primera comunión. Mi motivación por la misa de siete cambió y ahora era yo quien apuraba a mi mamá para ir a la misa con el interés de ver a María Isabel. Y así fui viviendo esta etapa tan bonita de mi vida donde al llegar a los 13 años sentía profundamente en mi corazón que debía dedicarme a la formación de los niños en la fe, al trabajo de la caridad y la vida familiar.

ordenación fredy (74)

Por esta época se ordenó de sacerdote un primo llamado Jesús Barrios que había estado en varios seminarios pero sin poder alcanzar sus sueños hHasta que un día por sorpresa de todos nos enteramos que estaba terminado sus estudios y pronto sería ordenado. El testimonio de mi primo me impulso a reconocer que realmente Dios tenía una llamada para mí. Y fue cuando dije quiero ser misionero al igual que el Padre Salesiano  Isaías Torres que se encontraba en Kenia (África) en una misión. Este gran testimonio de vida marco el inicio de una fuerte inquietud que se manifestaba en el deseo de trabajar en la pastoral infantil, juvenil y de los ancianos.

En medio de un proceso de muchas preguntas acerca de la vocación encontré algunas respuestas a través de la lectura y oración con los de los evangelios. La Señora Cristina Álvarez, -una amiga de la comunidad- nos enseñó a valorar los evangelios como lugar para encontrar la voluntad de Dios. Empecé a  comprender que la misión que Dios me pedía realizar era más grande de lo que yo creía entender. Fue así como un día en una conversación con un amigo llamado Dimas me comentó que había conocido a unos Padres llamados “Escolapios” que se dedicaban a la educación y  misionaban  entre los más pobres y además vivían en comunidad, eran alegres y muy trabajadores. Este testimonio me llamó mucho la atención y me gustó la idea de combinar el sacerdocio ministerial con la educación. Así fue como tome la iniciativa de llamar a la comunidad del Trompillo en Barquisimeto para obtener más información. Me atendió un Joven llamado Carlos Quintero  que estaba allí realizado una experiencia vocacional. A los 17 años inicie el proceso vocacional vía telefónica y con algunas visitas a mi casa por parte de Carlos y el Padre Omar Gutiérrez.

ordenación fredy (67)

En agosto de 2007 deje mi Comarca por primera vez y me adentré en la gran aventura de la vocación. Participe en un Campamento Vocacional con el P. Willians Costa y otros jóvenes que estaban como yo asustados y con muchas preguntas. Esta experiencia de trabajo en el Barrio el Trompillo con los niños y el testimonio de los escolapios Carlos Curiel, Omar Gutiérrez, Oscar García y Williams Costa, lograron dejar la convicción profunda de una llamada que ahora se hacía presente en mi vida y que ahora me tocaba responder con valentía, pasión y coraje.

El 24 de septiembre de 2007 dejé nuevamente a mis padres, hermanos, amigos y tierra para iniciar una experiencia de aspirantado en la casa de Baradida junto a José Luis Colmenares, Jesús Chivico, Ítalo Rafael, Ibrahim Pinto y los Padres Alfonso Olazabal y Willians Costa como maestro.

Hoy 6 de octubre de 2017  puedo afirmar que la experiencia de aspirandado me ayudó a consolidar una llamada tan profunda  y a fundar la bases de un proceso formativo integral que fui realizado en distintos lugares como Caracas, Colombia y Nicaragua.

La vida y obra de nuestro fundador San José de Calasanz la asumí como una vida capaz de experimentar el sentido de ser valiente para responder  a la llamada de Dios.

Ser escolapio en medio de mis hermanos de comunidad es una experiencia que me llena de esperanza y coraje principalmente a la hora de asumir los desafíos propios de cada  vocación.  A quienes lean este testimonio vocacional les pediría que asumieran en su corazón el lema de ¡Sé Valiente la misión te espera!  Que María Madre de las Escuela Pías nos siga acompañando con su maternal protección y bendiga a tantos niños que necesitan de un escolapio laico o religioso que pueda ayudarle a descubrir su interna inclinación.

José Alejandro Peña Montero, nuevo sacerdote escolapio

CIMG0079.JPGCon inmensa alegría hemos disfrutado de la Ordenación Presbiteral de José Alejandro Peña Montero de San José de Calasanz.

  • Hoy la Iglesia y las Escuelas Pías tienen un nuevo sacerdote escolapio para servir a Dios a través de la educación de niños y jóvenes de donde lo envíen.
  • José Alejandro se crecio en el Barrio La Loma de la Parroquia San José de Calasanz de Valencia. También estudio en la U.E. Obra Social San José de Calasanz egresando en la VI Promoción Técnico Medio en Comercio y Servicios Administrativos mención Informática. Ya con cierto tiempo en su inquietud vocación decide ingresar al seminario de las Escuelas Pías. En su experiencia de religioso lo va viviendo en Barquisimeto, Caracas, Bogotá, San José de Costa Rica, Valencia y ahora en Cuba.
  • Gracias José Alejandro por sí rotundo que le diste a Dios. Que sea el mismo que siga manteniendo la llama viva… y que Dios te bendiga. Ver más imágenes

 

Tenemos nuevo párroco en San José de Calasanz

  • CIMG0063.JPGDesde el 24 de septiembre el P. Oscar León (escolapio) es nuestro nuevo párroco en San José de Calasanz al sur Valencia. La toma de posesión de la parroquia fue presidida Mons. Reinaldo Del Prette (Arzobispo de Valencia) junto a los escolapios José Alejandro Peña, Jesús Pérez y toda la comunidad parroquial.
  • El P. Oscar León es de la comunidad de Luis Herrera, donde siendo adolescente fue catequista. En septiembre de 1999 ingresó al seminario de las Escuelas Pías, ha vivido su vocación religiosa y sacerdotal en las presencias escolapias de Caracas, Carora y Barquisimeto. Que Dios y la Virgen sigan fortaleciendo su vocación sacerdotal en la parroquia que le vio crecer
  • También agradecemos al P. Alberto Sola –enviado a la presencia escolapia de Barquisimeto- por su disponibilidad y entrega en los dos años que estuvo al frente de la comunidad parroquial; Que SaN José de Calasanz le siga guiando en esta nueva misión escolapia.

Celebrando el Año Jubilar Calasancio

CIMG0001.JPG

Este domingo 27 de agosto la Parroquia San José de Calasanz celebró el Año Jubilar Calasancio, conmemorando los 400 años de las Orden de las Escuelas Pías y los 250 años de la Canonización de nuestro Santo Patrono. El evento le realizó así:

  • Presentación de breve reseña de cada capilla: María Auxiliadora, Nuestra Señora de los Ángeles, San Francisco Javier, Santa Teresita y San José de Calasanz
  • Dramatizaciones de los diversas etapas del Movimiento Calasanz, representando a los coordinadores de etapas o capillas, párroco y hasta Calasanz
  • Celebración de la Santa Misa junto a toda la comunidad parroquial
  • Compartir de la Olla Solidaria junta a la comunidad, Movimiento Calasanz y demás fuerzas vivas de la parroquia
  • Nos agrupamos en pequeños grupos donde trabajamos por estaciones, enfocándose en el Movimiento Calasanz

Los protagonistas en esta celebración fueron el Santo y los destinatarios del Movimiento Calasanz. Gracias jóvenes por descubrirse y dar respuestas: educando, anunciando y transformando… Dios les bendiga

Ver imágenes

CIMG0027.JPG

Una vida y una vocación: ser docente

calasanz trans1-u4427.pngEn esta frase quisiera condensar lo que desde niña me ilusionó: dar clases, enseñar, compartir con otros lo que me hace feliz.

  • Ser docente y catequista animador ha sido lo concreto del objetivo general del Proyecto Pastoral de mi parroquia: desembocar en una opción de vida que en palabras de D. Bosco dice: SER BUENOS CRISTIANOS Y HONESTOS CIUDADANOS.
  • Encontré a Calasanz cuando iniciaba mi vida profesional y buscaba ser maestra integral. Dios escuchó… un amigo, un hermano, Virgilio me dijo que buscaban maestros allá en el Calasanz del barrio La Loma. Allá fui. Me encontré una realidad y una realidad me encontró a mi. Allá, donde muchos no saben donde es hay una gran riqueza: un trabajo, unas familias, unos amigos, una gran maestría donde enseñas aprendiendo y aprendes enseñando, y sobretodo unos compañeros que día a día se van haciendo hermanos.
  • Me fui y Dios volvió, desde Calasanz, hoy estoy nuevamente con él. Aquí y ahora aprendiendo a enseñar y enseñando a aprender. Arde mi corazón al ver que todavía hay tiempo para TRANSFORMAR LA SOCIEDAD. Hoy cuando parecen desvanecerse muchas expectativas todavía hay tiempo para devolver esperanza, amor por el trabajo, pero sobretodo AMOR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS Y AMOR AL PRÓJIMO.
  • Todavía hay tiempo para encontrar el amor aunque no tenga el camino claro. Todavía hay tiempo aunque sean muchos los obstáculos. Todavía hay tiempo porque ser educador es una tarea necesaria, noble y muy útil como dijo Calasanz.

Feliz Día de San José de Calasanz

Dinorah López – @dinorahlpez

Educar, anunciar, transformar. Solemnidad de San José de Calasanz

unnamed.jpg

EDUCAR, ANUNCIAR, TRANSFORMAR – Solemnidad de San José de Calasanz – Fundador de las Escuelas Pías

A TODOS LOS RELIGIOSOS DE LA ORDEN
A LA FAMILIA CALASANCIA
A LAS FRATERNIDADES ESCOLAPIAS
A CUANTOS AMAN A CALASANZ
¡LA GRACIA Y LA PAZ DE DIOS, NUESTRO PADRE!

Queridos hermanos y hermanas:
Hoy, 25 de agosto de 2017, celebramos la solemnidad de San José de Calasanz, fundador de las Escuelas Pías y Padre de nuestra Familia Calasancia. Con profunda alegría, celebramos a Calasanz en el contexto del Año Jubilar que la Iglesia nos ha concedido y nos invita a vivir.
“Los niños y jóvenes necesitan que se les distribuya el pan de la piedad y de las letras, los pobres siguen llamándonos y convocándonos, la sociedad pide ser transformada de acuerdo con los valores del Evangelio, y la predicación de Jesús debe ser llevada a todos los pueblos y todas las naciones”.
Con estas palabras, el Papa Francisco nos invita a renovar nuestro compromiso con la misión escolapia y a continuar, día a día, dando lo mejor de nosotros mismos por el sueño de Calasanz.
Este, y no otro, queremos que sea nuestro mensaje de felicitación en este día de fiesta calasancia: renovemos nuestro compromiso con la misión, nuestra vocación educadora, nuestra identidad religiosa, nuestra búsqueda de fidelidad. Digamos nuevamente un SÍ confiado y comprometido con el extraordinario proyecto que Dios inspiró a Calasanz y que sigue cambiando la vida de tantos niños y jóvenes.
Desde Roma, desde la Casa de San José de Calasanz, vestida de fiesta y de acción de gracias a Dios, ¡FELIZ DÍA DE NUESTRO SANTO PADRE!
Que el Señor les bendiga y les sostenga en el camino, y les conceda vivir aquellas disposiciones que hicieron santo a Calasanz.

Roma, 25 de agosto de 2017, Año Jubilar Calasancio.
La Congregación General de las Escuelas Pías

Fuente: http://www.scolopi.org