El abajamiento, clave escolapia de vida

whatsapp-image-2016-11-27-at-11-57-33-1024x768

Ya ha pasado la semana escolapia por excelencia, esa en la que nuestros colegios, parroquias, centros socioeducativos, grupos del movimiento Calasanz derrochan creatividad, energía, arte, sensibilidad, palabras y silencios para hacer presentes a Calasanz en infinidad de encuentros educativos y evangelizadores. Cansados y satisfechos hemos terminado esta semana, que este año tenía que sonar más, llegar más, ahondar más. Cansancio sin embargo que no nos ha privado de la fuente que repara las fuerzas, y que una vez más ha sido ese gigante del amor al niño y al joven, a la educación y al anuncio de Jesús, al paciente utopista que acompasa su caminar a los ritmos pacientes del Dios de la historia.

 

Y cuando ya nuestro cuerpo volvía en sí, con el regusto de la misa y los juegos, la gymkana y los carteles… cuando ya el espíritu de Adviento nos inundaba con su vigilancia desde las troneras en las que niños y jóvenes no nos dejan dormir; cuando nuestra mente repasa rostros y risas de unos días nuevamente llenos de vida, entonces nos llega el regalo de la celebración en Roma. Y escuchamos palabras llenas de vida de parte de nuestro general P.General, de varios escolapios y escolapias y del prefecto para la Vida Consagrada Cardenal Joao Braz De Aviz.

Y junto a estas palabras en español e italiano, un correo y dos, y varios replicando el mismo archivo adjunto, el Mensaje del Papa Francisco. Avivando más la experiencia de estos días, nos llega el regalo de sus frases, que sin duda quedarán en nuestra particular colección de lemas-guías para la vida entregada a niños y jóvenes. Recogemos aquí algunas de las muy sugerentes y jugosas recomendaciones que el Papa Francisco nos hace a todos los que seguimos a Jesús al estilo de Calasanz.

“Por encima de todo, sigan las huellas que los niños y los jóvenes llevan escritas en sus ojos. Mírenles a la cara y déjense contagiar por su brillo para ser portadores de futuro y esperanza. Dios les conceda encontrarse proféticamente presentes en los rincones donde los niños sufren injustamente”.

“Hoy más que nunca necesitamos una pedagogía evangelizadora que sea capaz de cambiar el corazón y la realidad en sintonía con el Reino de Dios, haciendo a las personas protagonistas y partícipes del proceso.”

“Ser parte de una familia religiosa para San José de Calasanz significa elegir un camino de continuo y marcado abajamiento. Ser Escolapio es, por definición, ser una persona en un estado de abajamiento, un pequeño que se puede identificar con los pequeños, un pobre con los pobres”.

“De la misma manera que el Señor quiso poner la verdadera felicidad y dicha en la bajeza de la cruz, lo mismo ustedes, como consagrados, encuentren su plenitud y su alegría en el diario abajamiento entre los niños y los jóvenes, especialmente a los más pobres y necesitados. Ustedes no han sido fundados para otra grandeza que la de la pequeñez, ni para ninguna otra cima que la del abajamiento, que les reviste de los sentimientos de Cristo y les lleva a ser cooperadores de la Verdad divina y a hacerse niños con los niños y pobres con los pobres (cf. Constituciones, 19)”.

A cuantos compartís con nuestra orden escolapia el deseo de servir a niños/as y jóvenes, especialmente pobres, llevándoles el tesoro de la fe y de la cultura, de la vida y del Reino, gracias por estar ahí, y felicitaciones. El Espíritu nos guía, y los jóvenes y niños nos reclaman. Entreguemos con alegría lo que con alegría recibimos.

Accede a la carta completa aquí

Fuente: Juan Carlos de la Riva | Director de la RPJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s