Presentación de la Semana Vocacional 2016

 

/SemanaVocacional.jpg

Presentación de la Semana Vocacional 2016

La vocación no es algo abstracto, es una llamada que acontece en el aquí y ahora de la historia. Dios, hoy como ayer, sigue llamando con amor al hombre y la mujer. Por ello, la vocación no puede confundirse con la profesión y su ejercicio, inclusive cuando ambas (vocación y profesión) pueden estar relacionadas. La profesión es un medio que puede favorecer la realización de la vocación, y lo mejor fuese que esta profesión se escoja a partir de la conciencia vocacional personal, y de esta forma se torne en expresión viva de autorrealización. En expresión de felicidad, pues a eso nos llama Dios, a ser felices.
La vocación es un acontecimiento misterioso en el cual el ser humano, dialogando con Dios, adquiere conciencia de una misión situada históricamente y se compromete en una respuesta concreta. La respuesta al llamado de Dios lleva a las personas a dar un sentido verdadero a su existencia. Y en ese sentido de la existencia la respuesta del ser humano lo lleva a darse por completo y es en ese darse a los demás que descubre su felicidad.
En este sentido, presentamos la Semana Vocacional en el marco del jubileo de la Misericordia como un tiempo pedagógico-pastoral que tiene como intención favorecer la reflexión sobre la vocación de forma integral; pues toda vocación es una apertura al diálogo consigo mismo, con los demás, con la naturaleza y sobre todo, con el Dios de Jesús que es Padre y Creador. Y desde ese diálogo tomar conciencia del sentido de la vida desde papel que cada uno ha de tener en la realización de su misión en este momento histórico. Es tiempo para escuchar lo que Dios quiere decir al corazón de cada ser humano, en nuestro caso, al corazón de nuestros niños y jóvenes de nuestras presencias y obras. Y en el año de la Misericordia la Vida Religiosa es una vía que une a los hombres con el amor misericordioso del Padre Dios; ya que, la Vida Religiosa como la Iglesia hace presente a Jesús en nuestro mundo, Él es el rostro visible de la misericordia del Padre porque quien lo ve a Él ve al Padre (Jn 14,9).

El  SUJINDIF[1] Y LA MISERICORDIA EN EL ADN

Cuenta la historia que un día, unos niños jugaban en el barrio encestando una lata de atún en un pipote y de repente vieron que un grupo de jóvenes maltrataban a un indigente arrojándole pedazos de ladrillo y basura en el cuerpo. El Señor Ronald, víctima del maltrato, gritaba: “¡que alguien me ayude por favor!” Pero la gente pasaba sin hacer nada. Los niños salieron corriendo a sus casas. También pasó por allí un padrecito llamado Oscar junto a una monjita llamada Yoryett y le ayudaron, pero a los días Ronald se fue al cielo con Dios. Uno de los niños llamado Estiven, lloró mucho esa noche, recordando lo que había visto. Su abuela, se acercó y le preguntó ¿mi niño, por qué lloras? y él le contó toda la historia.
Ella mirándolo a los ojos con cariño le dijo: “hijito hoy en nuestro bello mundo hay un virus que se llama SUJINDIF que nos ataca. Es contagiado por aquellos que no se dejan tocar por la misericordia de Dios. Estas personas hacen mucho daño; nosotros nos contagiamos en el momento que sentimos miedo de ayudar y defender a los que sufren. Estiven, entendió lo que le dijo su abuela y con una sonrisa le dijo: “Abuela cuando sea grande quiero ser como el padre Oscar o la hermana Yoryet”: ellos combaten ese virus todos los días, nos dicen que tenemos que ser misericordiosos ayudando a los necesitados. La abuela le dijo: ¡yo también me quiero combatir ese virus!
Al siguiente día, Estiven, contó en su salón de clases lo que había vivido el Señor Ronald. Pero para sorpresa de todos ya en el colegio se había propagado el virus de SUJINDIF. Juntos se alarmaron e iniciaron una campaña para prevenir el contagio del SUJINDIF, sin menospreciar a los contagiados, al contario, juntos les manifestaron su apoyo para salir de la enfermedad. La maestra les dijo ¡No tengamos miedo, juntos erradicaremos el SUJINDIF! “Hay unos sacerdotes y monjitas que inspirados en las palabras de Jesús prepararon una pastilla con plantas naturales llamadas-ASPIRINAMOR, ORAFEN, Y MISERICORDINA” Todos se alegraron porque ya había una cura contra la enfermedad. Una niñita llamada Lucia, levanto la mano dijo: ¡Es la hora de Combatir a SUJINDIF!

[1] Esta palabra se utiliza para denominar un virus que está presente en el mundo y causa sujetos indiferentes ante la realidad de los que sufren. El virus se contagia cuando las personas sienten temor de ayudar o por estar centrados en sí mismos.(“En esta semana sucederán grandes cosas, estamos luchando por erradicar un virus que se llama SUJINDIF que nos hace indiferente ante la vida del otro”)
Desde la Obra Social Calasanz les invitamos a participar de la Semana Vocacional 2016, que tiene como eslogan “Llamados Al Encuentro con la Vida Religiosa” y se estará realizando desde el lunes 15 al 21 de febrero 2016.
Hay diversos actividades planificadas para semana, tanto en la U.E. Obra Social San José de Calasanz como en la Parroquia San José de Calasanz
La actividad de cierre de la Semana Vocacional terminará el fin de semana 21 de febrero de 2016 a las 10:00am con el inicio de la Eucaristía en la parroquia. De esa manera el Equipo de Pastoral Vocacional realizará actividades de cierre en un ambiente agradable en las instalaciones de la Parroquia San José de Calasanz

Ven y participa a ser “Llamados Al Encuentro con la Vida Religiosa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s