Un gran regalo: LA PAZ ESTÉ CON USTEDES. Vivir en paz: ¿Es posible?

Un gran regalo: LA PAZ ESTÉ CON USTEDES. Vivir en paz: ¿Es posible?
Esta es una interroganpaz.jpgte que sin duda muchos nos hacemos, pues pareciera presentarse como una realidad imposible de vivir; más en un contexto como en el que nos encontramos en los actuales momentos en Venezuela, donde padecemos una de las crisis más terribles en las últimas cuatro décadas, me atrevería a decir, que de la vida republicana. Y si pensamos en una situación más funesta como la que atraviesa el medio oriente, particularmente en Siria, donde la guerra causa miles de muertes inocentes y obliga a cientos de familia a salir del país y buscar refugio en otros lugares… Estos dos ejemplo, me bastan para iluminar una respuesta que pareciera favorable a que la paz sea un imposible de vivir, tanto en lo individual o personalmente, así como en lo comunitario o socialmente.

Me atrevo a decirles, que sin el ejercicio de la paz, no hay persona ni grupo social que le dé sentido a la existencia humana. Sin paz, la vida sería un sinsentido y la felicidad sería una de las cosas imposibles de alcanzar. Y como todos debemos saber, el gran objetivo por el cuál vivimos, es el del que podamos ser felices.
Entonces, ¿es posible vivir en paz? Esa es nuestra lucha de todos los días. Especialmente los seguidores de Jesús, estamos llamados (por no decir obligados), a vivir la paz y a ser generadores de paz en cualquiera de los ambientes y lugares en donde nos desenvolvemos periódicamente. Debemos ser signo perenne de una espiritualidad que refleje la armonía de sí mismos, respeto por los demás, que muestre ponderación de nuestras emociones, que sepamos ser sujetos (no objeto) frente a lo que nos acontece, sea positivo o negativo, mostrando un equilibrio y bienestar en todo momento.
Ojo, no estoy hablando de vivir fingiendo hacer algo, como quien se pone a cuestas un elefante en la espalda y pretende de esta forma caminar. No. Sin duda esto sería un elemento contrario al espíritu de Jesús. Hablo de asumir la paz, como cualidad fundante en nuestro estilo de vida, porque es un valor vital para nosotros, porque lo anhelamos y lo queremos, y como tal, intentamos insertarla en lo más profundo de nuestro ser, para que se convierta en fuente desde donde bebemos, para mantener relaciones de bienestar consigo mismo y con los demás.
Es importante entender que nuestra armonía y nuestro bienestar interior, igualmente como nuestra armonía y bienestar con nuestro entorno, pasan por trabajar por la justicia, pues nadie, especialmente los cristianos, podemos decir que somos hombres y mujeres de paz, si no luchamos por la justicia, si no trabajamos en hacer de este mundo un lugar más humano, presencia de ese reino y de ese mundo nuevo que tanto anhelamos. Ese es el gran regalo de Dios para nosotros. Los que trabajan por la paz, los que viven la paz, serán llamados hijos de Dios. Mt. 5, 10.

Termino con expresarles el mismo saludo que Jesús dirigió a sus discípulos: LA PAZ ESTÉ CON USTEDES…deseándoles que anhelen, y practiquen hoy más que nunca, este valor profundo del espíritu. Que esta sea tu elección: LA PAZ. Al elegirla, te repito, has elegido ser feliz. Así que, sonríe, lucha, ama y trabaja por la paz. Mientras estés perturbado, con miedos, en desequilibrios, el ser hombre y mujer pacíficos, seguirá siendo una tarea y tu entorno seguirá sin generar ningún tipo de transformación.

Ánimo mis hermanos, les repito: LA PAZ ESTÉ CON USTEDES. ¡A trabajar!

José Robles D.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s